el karma familiar



Bienvenido Samhain,


Nos sumergimos en las aguas profundas de nuestro ser, conectando con el vacío infinito,

ese vacío tan necesario para soltar todo aquello que ya no necesitamos.


Hoy nos adentramos a un ciclo que durará un mes y medio aproximadamente, hasta el Solsticio de Invierno (21 de Diciembre) en el Hemisferio Norte.


Es el momento ideal para observarnos, ver nuestras sombras y transformarlas.

Si has estado pensando durante el año, cuál es el momento para sanar todo desde la raíz, ESTE ES EL MOMENTO.


Las hojas de los árboles van cayendo, los días se acortan y nosotras junto a la naturaleza iniciamos el camino del descenso de nuestra alma, a la Tierra.


Nuestros ancestros y ancestras están más presentes que nunca, se levanta el velo de lo invisible y podemos ver cosas que antes no veíamos.


Somos más sensibles a las energías y los poderes psíquicos despiertan fuertemente.


Es posible que cuándo te adentres en el vacío, veas cosas que no te gusten, forma parte de la observación consciente.

Si no me autoobservo, no puedo reconocer que partes de mí han de transformarse.


Puedes preparar en un lugar de la casa que no sea tu dormitorio, un altar a las personas de tu familia que partieron a las estrellas, la vida y la muerte van de la mano.


Honra de dónde vienes, las mujeres que te precedieron y que gracias a ellas estás aquí hoy.


Si deseas realizar una profundización para sanar tu karma familiar, accede aquí


Un gran abrazo y feliz descenso,


Laura Ortega

Creadora El Templo de Shekinah

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo